Mejora la conexión viaria de La Barcenilla con el resto del casco urbano

La zona de la Barcenilla mejorará su conexión con el resto de la ciudad tras la finalización del asfaltado de la via que la une con la calle Burgos.

La obra, promovida por el Ayuntamiento de Reinosa y financiada por la Consejería de Medio Rural del Gobierno de Cantabria, va a permitir la circulación de peatones y vehículos hacia un enclave cuyos accesos consistían, hasta ahora, en un camino de tierra que, tras la aplicación de la consiguiente capa de aglomerado y la limpieza de sus bordes ha experimentado una mejoría notable. Mejoría que influirá no solo sobre el tráfico rodado sino que facilitará, según el Equipo de Gobierno, el tránsito peatonal hacia la calle Burgos de vecinos y trabajadores de las naves ubicadas en este punto del municipio.

El vial resultante cuenta con una longitud de 255 metros y una anchura de 3 metros.

Huertos urbanos
La intervención impulsada por el Consistorio se ha extendido a los accesos a los huertos urbanos situados en el sector de Vista Alegre. El vial, en este caso, también ha pasado de ser un camino de tierra a una calle asfaltada de 235 metros de longitud y una anchura de 3 metros.

Esta actuación, que también ha sido subvencionada en su totalidad por la Consejería de Medio Rural, forma parte, junto al nuevo vial que conecta con la calle Burgos, de un plan municipal que, según indica el alcalde del municipio José Miguel Barrio, está dirigido a la realización de obras de menor presupuesto pero que suponen un avance significativo en la calidad de vida de los reinosanos.

Responden·, dijo, a los compromiso que hemos adquirido el Equipo de Gobierno con los vecinos de diferentes barrios de la localidad y que estamos llevando a cabo sin olvidarnos de ejecutar grandes intervenciones como pueden ser la construcción del Impluvium o del puente que conecta el centro de la ciudad con el Polígono Industrial de La Vega.

En este caso, hemos actuado sobre una zona muy transitada como es la confluencia de los ríos Ebro e Híjar y el camino de entrada a los huertos municipales, dos lugares comúnmente frecuentados por los reinosanos.