La CHE, el Gobierno de Cantabria, los ayuntamientos y los afectados buscan medidas  con las que evitar nuevas riadas

La Confederación Hidrográfica del Ebro, el Gobierno de Cantabria, los ayuntamientos de Reinosa, Campoo de Suso y Campoo de Enmedio y la plataforma de afectados por las inundaciones de diciembre de 2019 se reunieron hoy en La Casona para analizar las conclusiones del estudio hidrológico e hidráulico efectuado a instancias de la CHE sobre los cauces de los ríos Híjar, Ebro e Izarilla. El fin de dicho estudio ha sido el de “analizar y caracterizar lo acontecido el 19 de diciembre de 2019 y proponer alternativas al objeto de reducir el riesgo de inundación y que si se produce una avenida de similares características, los daños se eviten o sean menores”.

Entre las medidas que se proponen por la Confederación están, de tipo de estructural como el ensanchamiento de los cauces en determinados puntos, como la confluencia Ebro-Híjar, limpieza de los ojos de los ríos, retirada de maleza aguas arriba y abajo de los puentes y recuperación del espacio fluvial. Se contemplan así mismo, medidas encaminadas a la mejora de la previsión hidrológica como la instalación de un nuevo pluviómetro en la cabecera del río Híjar.

Desde el Ayuntamiento de Reinosa, el alcalde José Miguel Barrio ha agradecido “el cumplimiento del compromiso adquirido por la C.H.E en su momento de redactar este estudio”, del que, dijo, “tiene buena pinta y según los técnicos presentes, se ajustaba a la realidad del rio aunque, también, hubo opiniones por parte de los técnicos de la plataforma de afectados que pensaban que se quedaba corto en algunas de sus propuestas”.

“No obstante”, puntualizó, “consideramos que es un buen avance, contemplando también las opciones y las propuestas de los técnicos de la plataforma”.

Barrio, pidió que se concretase “qué institución deberá sufragar las actuaciones propuestas en el estudio dentro del casco urbano de Reinosa”, ya que, afirmó, “los ayuntamientos no tienen ni medios técnicos ni capacidad económica suficiente para ejecutarlas. No nos pueden dejar a los ayuntamientos esta responsabilidad amparándose en unas competencias del Plan Hidrológico del año 2001 que habrá que revisar porque no responde a la realidad”.

El alcalde de Reinosa agradeció “al Gobierno de Cantabria a través de la Consejería de Obras Publicas y su titular Jose Luis Gochicoa su firme compromiso con la ciudad a través de la limpieza del rio, haciendo propio el estudio efectuado por el Ayuntamiento, y a través otro estudio que ha encargado sobre las caraterísticas y la composición de las tierras de los taludes del rio”.

Barrio agradeció  así mismo la colaboración de la Consejería de Presidencia y su máxima responsable, Paula Fernández, que ha mostrado, de forma reiterada, su compromiso con la seguridad de los reinosanos con nuevas propuestas en este sentido. Propuestas que Fernández expuso en el transcurso de la reunión