El Gobierno de Cantabria destinará más de 3 millones a los trabajos para la prevención de inundaciones

El Gobierno de Cantabria invertirá más de 3 millones de euros para actuar en la prevención de inundaciones en Campoo, tal y como ha confirmado el consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, José Luis Gochicoa, durante la reunión que ha mantenido con los representantes de los afectados y alcaldes de la comarca y donde han abordado el proyecto definitivo de intervención, obras comenzarán este verano, en cumplimiento con los plazos estimados por la Consejería.

El proyecto se va a desarrollar en dos fases y busca, en una primera intervención, ampliar el cauce hasta alcanzar los 10 metros de anchura, a lo largo de la práctica totalidad del trazado, además de actuar en la zona de los puentes, concretamente en aquellas zonas que estaban cegadas, así como mejorar la confluencia de los ríos Híjar y Ebro, dado que los técnicos han valorado este punto como especialmente problemático.

Para el consejero, la suma de los trabajos implica realizar una inversión de 2.400.000 euros cuya licitación espera se lleve a cabo, en abril o mayo, de cara a comenzar los trabajos, previsiblemente en el mes de agosto, y que puedan estar finalizados antes del invierno para que “no vuelva a ocurrir” ningún episodio de inundaciones algo que, en su opinión, “creemos que es perfectamente posible” con las actuaciones que se van a llevar a cabo en la zona.
Por lo tanto, y según ha declarado, se trata de una inversión “muy importante” en pocos meses pero que es “fundamental” para extraer el máximo volumen posible que rondará los 80.000 m3 principalmente en las zonas laterales, especialmente en la margen derecha, conclusión a la que se ha llegado tras la realización de diversos estudios por diferentes instituciones, así como varias catas para comprobar el estado del terreno.
Además, el consejero ha detallado que a esta primera fase se une el apoyo de los ayuntamientos que han elevado los muros en sus respectivos municipios con el objetivo de que no exista ninguna sobre elevación en el terreno que pudieran traer consigo inundaciones hacia la otra margen, en caso de originarse crecidas como ocurrió anteriormente.
De otro orden, la segunda fase se ejecutará a lo largo del próximo año, porque implica algo más de tiempo por cuestiones de permisos e incluye la ampliación de anchura del puente nuevo, el vano libre y la margen más próxima en uno de los puntos considerado más limitante. Esta fase cuenta con un presupuesto orientativo de 1 millón de euros.
Para el alcalde de Reinosa, José Miguel Barrio, esta reunión significa “satisfacción y agradecimiento” ya que existe financiación “seria” y compromiso con la ciudad y con todos los afectados, fruto de muchas reuniones y encuentros de cara a “evitar inundaciones y dejar de vivir con incertidumbre”.
Finalmente, el presidente la plataforma de afectados, Cheward Román, ha declarado que tras un año muy duro ven “voluntades” y se sienten “satisfechos” pues, al margen de que consideran que podría haberse realizado antes, “comenzamos de cero desde la gratitud por todo lo que se va a hacer”. “Ahora sí que sentimos una gran ayuda a todos los niveles” y que el Gobierno de Cantabria “va en serio” para terminar con los problemas de la zona. “Solamente puedo decir gracias”, ha subrayado.
En el encuentro, José Luis Gochicoa, ha estado acompañado por la directora general de Obras Hidráulicas y Puertos, Sandra García Montes; el alcalde de Campoo de Enmedio, Pedro Manuel Martínez; el alcalde Campoo de Suso, Pedro Luis Gutierrez, y el jefe del Área de Gestión Medio Ambiental de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Lorenzo Polanco.

*Información ofrecida por el Gabinete de Prensa del Gobierno de Cantabria