Mazón cree que la reforma de la Plaza de La Constitución mejorará la calidad de vida de los reinosanos

El consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, ha destacado que la reforma acometida sobre la Plaza de La Constitución, en Reinosa, supone mejorar “significativamente” la calidad de vida de todos los vecinos, al disponer de un espacio embellecido para el ocio familiar.

José María Mazón ha realizado estas afirmaciones durante la inauguración de la obra a la que el Gobierno de Cantabria ha destinado más de 200.000 euros, que han permitido remodelar la antigua infraestructura y mejorar las calles colindantes, así como el antiguo patio del Colegio Casimiro Sainz para convertirlo en un área diáfana para celebrar espectáculos al aire libre, pero en un entorno “más colorido y moderno”.

Por este motivo, el consejero se ha felicitado ante el resultado final de una obra muy solicitada por el Ayuntamiento y que hoy “podemos comprobar que ha sido todo un acierto y que realmente ha merecido la pena llevarla a cabo”.

Por su parte, el alcalde de Reinosa, José Miguel Barrio, se ha mostrado “muy agradecido” a la Consejería por la “sensibilidad” mostrada con esta y otras necesidades del municipio ya que, en la medida de sus posibilidades, intervienen para que el pueblo siga mejorando.

Así, Barrio ha apuntado a la regeneración urbana que está viviendo la Villa durante los últimos años, haciéndola mucho “más habitable” para todos los reinosanos y ha reiterado su satisfacción por “el toque de color” que acompaña a lugares emblemáticos del término municipal como el edificio que alberga el Ayuntamiento o la propia plaza que hoy se ha inaugurado.

Durante el acto, el consejero también ha estado acompañado por el director general de Obras Públicas, José Luis Gochicoa; miembros de la Corporación municipal y técnicos de los servicios de la Consejería que han intervenido en los trabajos.

Remodelación urbana

Para llevar a cabo el acondicionamiento de la plaza y su entorno ha sido necesario ampliar las aceras de la calle Casimiro Sainz, solventando los problemas de accesibilidad que presentaban.

Asimismo, se han eliminado las bandas de aparcamiento en esa calle, en el tramo que discurre desde el Parque de Cupido hasta la intersección con la calle Julióbriga, con el fin de ampliar el espacio destinado a peatones.

La actuación también ha permitido recuperar para el uso público el antiguo patio del Colegio Casimiro Sainz, eliminando las vallas que lo cercaban y creando un espacio multifuncional para uso público.

*Información ofrecida por el Gabinete de Prensa del Gobierno de Cantabria