Reinosa enciende la Navidad

Las calles de Reinosa ofrecen desde esta tarde-noche una imagen típicamente navideña con el encendido del alumbrado que va a impregnar la ciudad de luz y color durante un mes.

Tres enclaves del municipio: la Plaza de España, el río Ebro y el Impluvium vuelven a ser los puntos donde se concentran los elementos de mayores dimensiones. Así, el árbol de 10 metros de altura y elaborado con tiras luminosas se ubica en los exteriores del Ayuntamiento junto al Belén construido a finales de los años 60 por la Escuela de Aprendices de la Naval. Los exteriores del Impluvium, concretamente sus flancos este y sur, se iluminan con una cortina de pequeñas bombillas led de 80 metros. Y, finalmente, el Nacimiento tridimensional y el Belén de siluetas brillan sobre el río Ebro, a ambos lados del Puente de Carlos III.

No faltan los grandes cubos que integran la instalación de 6 metros de altura situada sobre la rotonda de las calles Ronda y Peñas Arriba.

Las fachadas del Teatro Principal, la Casona y el Consistorio también se ornamentan con diferentes motivos artísticos; los mismos que dan forman a los 47 arcos luminosos que se diseminan por las calles, barrios y accesos a la ciudad. A ellos se unen 36 banderolas que se distribuyen por las farolas del municipio.

Todo el alumbrado navideño fue creado en su momento en un Taller de Empleo promovido por el Ayuntamiento de Reinosa y es el Servicio Eléctrico Municipal el que se ocupa, desde entonces, de su mantenimiento y renovación.

Elaborada a base de microbombillas led, el consumo eléctrico de la iluminación será, tal y como estiman los Servicios Técnicos Municipales, “muy bajo”. Aun así y con el fin de obtener “un mayor ahorro energético”, las luces permanecerán encendidas, hasta que concluya el Dia de Reyes, desde las 18.00 a las 02.00 horas.