La llegada del AVE a Reinosa centra las reivindicaciones de los alcaldes campurrianos

Alcaldes y concejales de los once municipios que integran la Merindad campurriana se han dado cita hoy en Reinosa para cumplir con la tradición y asistir a los actos del “Sermón de la peseta”.

Tras la celebración de una misa en la Parroquia de San Sebastián, y ya en el Salón de Plenos del Consistorio de la capital de Campoo, el prior del Monasterio de Montesclaros, el dominico Francisco García, hizo entrega al alcalde de la ciudad José Miguel Barrio de “una peseta”, hoy céntimo de euro, “en concepto de renta por administrar el conjunto monástico”. Se cumplía así con un compromiso adquirido en 1880 y que, año tras año, se escenifica el 8 de diciembre.

Seguidamente, las autoridades de la comarca rindieron homenaje a la Constitución española en su 40 aniversario por, dijo el regidor reinosano, “su carácter conciliador y ofrecer un sentimiento de unidad en la coyuntura actual”.

Tras esta declaración inicial, regidores y ediles abordaron temas de índole común. El presidente de la Merindad José Miguel Barrio contó con el apoyo unánime de todos los presentes en su propuesta de “reclamar a los gobiernos de Cantabria y España que den los pasos oportunos para que el AVE llegue de verdad a Reinosa y no se quede en una mera intención”.

Barrio destacó la “inyección de desarrollo” que supondría para la comarca, señalando que ya “los 450 millones de euros que costaría ejecutar la obra suponen más de 50 veces el presupuesto municipal”.

“El empujón económico que acarrearía su realización para la economía y la industria de la ciudad y la comarca” sería, afirmó, “muy importante”.

El alcalde de Reinosa puso de manifiesto las dificultades que tienen que afrontar las comarcas de montaña frente a las situadas en la costa, “más privilegiadas”, por lo que instó a las diferentes administraciones a remar “en la misma dirección, gobierne quien gobierne”.

“Los campurrianos”, señaló, “pedimos de una forma tranquila pero firme”.

Finalizado este punto y antes de finalizar el encuentro, el fraile dominico Antonio Rodríguez expuso dos proyectos que se pretenden llevar a cabo en el Monasterio como son la reforma integral de la hospedería y la rehabilitación de la cubierta del albergue. El religioso solicitó el apoyo de ambas propuestas con las que se pretende revitalizar el santuario.