El Ayuntamiento asfalta un tramo de la Avenida Naval

El Ayuntamiento de Reinosa ha finalizado las obras de asfaltado que ha estado ejecutando durante los últimos días en la Avenida Naval, concretamente en el tramo comprendido entre los edificios número 37 y 55 y el río Híjar.

La intervención, que comenzó con la “nivelación del terreno situado junto a los garajes de los bloques de viviendas para facilitar la evacuación de las aguas pluviales hacia el río”, contempló, según se ha señalado desde la Concejalía de Obras, “el extendido, por primera vez, de una capa de aglomerado de 5 metros”.

De esta forma, se ha pretendido “dar un mejor acceso a los garajes” así como “mantener el pavimento de la calle en óptimas condiciones, mejorando así la seguridad vial de este enclave”.

El presupuesto destinado a esta actuación es de 11.674,08 euros.

Paso elevado

Paralelamente a la ejecución de la obra en la Avenida Naval, se ha llevado a cabo la construcción de un paso elevado en el barrio de Sorribero.

La finalidad de este paso elevado, que “está acompañado tanto de señalización horizontal como de vertical” y que ha sido presupuestado en 5.072 euros, es “facilitar el acceso de los peatones desde la acera hasta el parque infantil” en una zona “especialmente transitada en los meses de verano”.

El regidor municipal José Miguel Barrio ha apuntado que tanto esta actuación como la que ha tenido como escenario la Avenida Naval eran “muy necesarias”.

“El lomo reductor de velocidad”, señaló, “es una medida disuasoria que ha sido demandada por los vecinos del barrio, por lo que, desde el Consistorio, hemos accedido a su petición”.

El alcalde de Reinosa hizo “un llamamiento” a la prudencia ciudadana, solicitando “evitar los excesos de velocidad en todo el casco urbano”.

“Pido, pues, a los conductores, que sean respetuosos con las normas de circulación. Los vehículos”, añadió, “no pueden ser causa de sobresalto para los peatones. Reinosa es una ciudad tranquila y amable y el tráfico rodado no debe ser motivo de conflicto”.