El consejero de Obras supervisa junto al alcalde de Reinosa la obra de reforma de la Plaza de la Constitución

El consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón ha supervisado junto al alcalde de la ciudad José Miguel Barrio el desarrollo de los trabajos de mejora de la Plaza de la Constitución, un proyecto que cuenta con un presupuesto de 208.904 euros y un plazo de ejecución de cinco meses.

El acto ha contado, además, con la presencia del director general de Obras Públicas, José Luis Gochicoa y miembros del Equipo de gobierno.

El consejero ha explicado que se trata de un proyecto “ejecutado a petición del Ayuntamiento, dentro del Programa de Obras Municipales, en el que el alcalde tenía mucho empeño, y que supone la plasmación de una idea muy atractiva, que se está ejecutando en una parte esencial de Reinosa que necesitaba una revitalización, algo que se está logrando mediante la modernización de la plaza y la integración del patio del colegio, logrando con ello una unidad que le va a dar mucha vida”.

José Miguel Barrio, por su parte, ha agradecido al consejero la atención que siempre presta a Reinosa en la ejecución de los proyectos competencia de la Consejería y ha incidido con Mazón en la importancia que tendrá este proyecto que, una vez acabado, mejorará notablemente un espacio situado en un punto estratégico, con locales comerciales y de hostelería que se verán muy beneficiados con esta actuación.

El proyecto supone la renovación de la Plaza de La Constitución y su entorno, interviniendo, además, en las calles colindantes (Casimiro Sainz, Julióbriga y La Soledad) y en el patio del antiguo Colegio Casimiro Sainz, de tal manera que se conseguirá la regeneración de una zona pública muy transita.

El objetivo de la obra es generar un gran espacio público que pueda ser utilizado para el uso y disfrute diario, así como para posibles festejos puntuales. La superficie sobre la que se va a actuar es de aproximadamente 2.500 metros cuadrados.

Para ello, se desarrolla una plataforma única plaza-calle, no solo en los espacios que delimitan la plaza, sino también en la conexión con el nuevo espacio público del
antiguo Colegio, que se pretende regenerar e integrar.

Además, se están ampliando las aceras de la calle Casimiro Sainz solventando los problemas de accesibilidad, dotándolas de un ancho suficiente para el tránsito peatonal, de tal manera que la calle se convertirá en una extensión de la propia Plaza, y se suprimirán las bandas de aparcamiento, también en la calle Casimiro Sainz, en el tramo que va desde el Parque de Cupido hasta la intersección con la calle Julióbriga, para ampliar el espacio peatonal.

Paralelamente, se restringirá el escaso tráfico de vehículos por la calle de La Soledad, dando continuidad al proceso de transformación hacia la prioridad peatonal iniciada en la calle del Ábrego (obra también realizada en el año 2016 por
la Consejería de Obras Públicas y Vivienda).

Se completará la actuación recuperando para el uso público el espacio del anteriormente mencionado patio del antiguo Colegio Casimiro Sainz. Para ello, se eliminará el vallado existente y se creará un espacio multifuncional que sirva de zona de esparcimiento para los usuarios.

  • Información ofrecida por el Gabinete de Prensa del Gobierno de Cantabria